Visita

El Edificio

El Palacio de Buenavista fue erigido por don Diego de Cazalla, pagador de los ejércitos y las armadas reales, que participó en la conquista de la ciudad en 1487. La construcción se realizó sobre los restos de un palacio nazarí, del que aún se conservan algunos elementos como la torre situada al este del patio principal. Don Diego puso todos los medios a su alcance para su construcción: desde la importación de mármoles y otros materiales pétreos de Génova, a la producción de armaduras y techumbres de carpintería de lo blanco. 

Influencias castellanas, italianas y moriscas se mezclan en este sobrio y elegante edificio, que a partir del siglo XIX fue paulatinamente alejándose de su condición de residencia familiar para ejercer otras funciones nuevas y muy diversas.

Declarado Monumento Nacional en 1939, fue alquilado en 1946 al Estado para la instalación del Museo Provincial de Bellas Artes, inaugurado en 1961. Tal fue su uso hasta 1997, cuando fue adquirido para sede del entonces futuro Museo Picasso Málaga. Esta elección estuvo condicionada por el expreso deseo de la donante principal, Christine Ruiz-Picasso, quien creyó conveniente escoger un modelo de palacio típicamente andaluz para albergar la Colección.

El Museo incluye además sala de exposiciones temporales, biblioteca y centro de documentación, departamento de educación, auditorio, taller de restauración, etc— para lo que fueron adaptados varios edificios adyacentes y construidos otros de nueva planta que se integraron equilibradamente en el entorno del Palacio de Buenavista y de la propia ciudad.

La rehabilitación y expansión del complejo museístico fue diseñada por Richard Gluckman de Gluckman Mayner Architects con Isabel Cámara y Rafael Martín Delgado de Cámara /Martín Delgado Arquitectos, así como por la empresa de ingeniería ARUP. El paisajismo es obra de María Medina.

En 2006, el American Institute of Architects premió al MPM con el Institute Honor Awards for Architecture. El jurado destacó "el hermoso trabajo de restauración arquitectónica, acertadamente sencillo, que ha bordado un Museo en el tejido de esta ciudad mediterránea. Las nuevas secciones han sido simple y elegantemente insertadas en el entorno y en los alrededores de un palacio del siglo XVI, patios exteriores y calles de la ciudad".

Para saber más:
Arquitectura del Museo Picasso Málaga : desde el siglo VI a.C. hasta el siglo XXI (Museo Picasso Málaga , 2004)


  • <b>Tradición y vanguardia conviven en el Museo Picasso Málaga<br>© byDavidHeald<br><br><br></b>
  • <b>Las líneas clásicas definen el patio central del Palacio de Buenavista<br><br><br></b>
  • <b>Mármol y madera. Renacimiento y mudéjar<br>Fotografía de Chiyosi Sugawara © 2006 MACPOWER<br><br><br></b>
  • <b>Sala VII del Palacio de Buenavista<br><br><br></b>
  • <b>Las líneas contemporáneas de la ampliación del edificio conviven armoniosamente con la arquitectura del siglo XVI<br><br><br></b>
  • <b>El Palacio de Buenavista fue ampliado para albergar espacios como el destinado a las exposiciones temporales<br><br><br></b>
  • <b>El patio de bambúes se sitúa entre la entrada a la Tienda-librería y el acceso al Café MPM<br><br><br></b>
  • <b>Además de acoger el Café MPM, el jardín es el escenario de conciertos, cuentacuentos o recitales de poesía<br><br><br></b>
  • <b>Detalle del lucernario, situado sobre las salas dedicadas a las exposiciones temporales<br><br><br></b>
  • <b>Plaza de la higuera, que conecta la Biblioteca, el Auditorio, el Área de Educación y la Librería MPM<br><br><br></b>
  • <b>Alzado del edificio visto desde calle San Agustín<br><br><br></b>
Recorrido por el Museo Picasso Málaga