Exposiciones Temporales

Picasso. Pequeña Figura. La Colección en contexto


04.06.2007 - 16.09.2007

La escultura en bronce Pequeña Figura, cuya talla cumplió ese año su centenario, abrió la serie de exposiciones organizadas bajo el título de La Colección en Contexto, dedicadas a situar histórica y artísticamente piezas seleccionadas de los fondos del Museo Picasso Málaga. Las piezas reunidas para la ocasión exploraron las influencias de las culturas no occidentales en esta significativa escultura. Además de otros trabajos de Picasso en los que se aprecian estas características, la exposición, comisariada por la experta Marilyn McCully, mostró obra de Gauguin, así como relevantes piezas de origen americano y africano.


París, 1907. Animado por André Derain, Pablo Picasso visita el Museo de Etnografía en el Palacio de Trocadero. Se trata de su primer contacto con un amplio número de piezas africanas y oceánicas, cuya colección comienza a ser frecuente entre los artistas del momento. El impacto del encuentro entre el andaluz y el arte no-occidental no sólo da lugar a una de sus obras más emblemáticas, Las Señoritas de Aviñón (1907), sino que también ejerce una considerable influencia sobre otros lenguajes artísticos cultivados por el artista, entre los que se encuentra la escultura.

La simplificación de las formas, los materiales básicos y la sencillez de los instrumentos con los que trabaja dan lugar a una serie de obras relacionadas con los objetos tribales a los que se les asocian mágicos poderes. Entre éstas, se encuentra Pequeña Figura. La pieza resume una serie de influencias presentes en el París de principios del siglo XX, donde están siendo descubiertos los objetos de África y Oceanía y en el que se habla del arte de Paul Gauguin.

Además, Pequeña Figura está vinculada a la vida personal del artista andaluz, pues fue tallada para servir de muñeca a la pequeña Mémène Fornerod, hija de Antoinette, modelo de artistas y miembro del círculo del famoso Bateau-Lavoir. Antoinette conservaría la escultura hasta principios de los años sesenta cuando, con la ayuda de Picasso y debido a necesidades económicas, la vendió a una galería. Tres años más tarde, en 1964, la pieza fue fundida en bronce en una edición de doce unidades, de las que Picasso conservó la primera, la misma que hoy forma parte de la Colección del MPM.

Comisariada por la reconocida erudita Marilyn McCully, Pequeña Figura abrió la serie de exposiciones organizadas bajo el título de La Colección en Contexto, cuyo fin será situar histórica y artísticamente piezas seleccionadas de los fondos del MPM. La exposición analizó y reflexionó sobre el gran significado artístico de esta escultura, realizada en un momento, mediados de 1907, determinante para Picasso. Para ello, el Museo contrapuso la obra con una selección de representativas esculturas de origen norteamericano y africano, así como otros trabajos del andaluz en los que el espectador pudo apreciar estas mismas características. Asimismo, mostró la talla La siesta de un fauno, de rasgos y simbolismo polinésicos, que fue realizada hacia 1892 por Paul Gauguin y dedicada a Stéphane Mallarmé, poeta de referencia también para el propio Picasso.

Las diez obras de la exposición procedían de distintas colecciones privadas y públicas de Europa y América. Todas ellas estaban debidamente documentadas en el catálogo bilingüe en español e inglés editado para la ocasión. El catálogo incluyó textos de Marilyn McCully, comisaria de la exposición, y Neil Cox, responsable del Departamento de Historia del Arte y Teoría de la Universidad de Essex (Reino Unido).

Como complemento, el Museo Picasso Málaga organizó el ciclo de conferencias Picasso y África. Convergencias, en el que estudiosos de la obra picassiana y, en concreto, de las influencias que ésta recibió de la cultura africana, reflexionaron y expusieron sus últimas investigaciones y conclusiones al respecto. Los ponentes incluidos en este ciclo fieron Marilyn McCully, comisaria de la exposición (31 de mayo); Robert Lubar, del Institute of Fine Arts de la Universidad de Nueva York (7 de junio); Aimée Conlin-Bessire, del Maine College of Arts (14 de junio); y Hélène Klein (21 de junio), antigua conservadora del Musée Picasso, París. Las ponencias, que contaron con la colaboración de la Universidad de Málaga, tuvieron lugar a las 20.00 horas en el Auditorio del MPM.

atras