La Colección

Bañista jugando
Cannes, 1958
Yeso, metal y madera, 113 x 45 x 65 cm
Colección particular. Cortesía 
Fundación Almine y Bernard 
Ruiz-Picasso para el Arte 

Spies, n.º 537, I

Bañista jugando

Después de su traslado a la gran villa La Californie en 1955, Picasso trató frecuentemente el tema de los bañistas en la playa dentro de su producción en distintos medios. En 1956 ejecutó un grupo que era básicamente un ensamblaje de pedazos de madera, para representar en el espacio real una escena de bañistas en la playa. Esa "instalación" de esculturas le interesó después, cuando en el invierno de 1957 trabajaba en un diseño para el Palacio de la UNESCO en París. En su versión final de ese proyecto, limitó las figuras a una sola bañista en el mar, la figura de un buceador que representa a Ícaro y tres bañistas/observadoras en la arena.

Los orígenes formales de esta bañista jugando se encuentran en la composición para la UNESCO, en la figura de la izquierda, la mujer que aparece jugando en el agua. En la pintura, su brazo está extendido y las piernas cortadas parecen indicar que el agua le llega a las rodillas. En la escultura, Picasso transforma esa figura exagerando el tamaño de la cabeza, los senos y las manos, mientras que las breves piernas que crea para sostener la parte superior del cuerpo, y que sitúa sobre una base plana, hacen eco a las de la figura acuática.

Durante los años cincuenta, la escultura de Picasso –dejando aparte la mayoría de las cerámicas– se basó fundamentalmente en el concepto de ensamblaje, esto es, de unir piezas de diferentes materiales, algunas encontradas, otras alteradas o fabricadas por el artista, y formar con ellas un conjunto. Aquí, el material principal es la madera, con añadidos de yeso –nótese especialmente la gran mano derecha– para variar el potencial expresivo de las superficies y las formas. También el ojo de la figura, tallado en la sección de madera de arriba, compone un juego visual con los pezones circulares incisos en los grandes pechos que cuelgan del cuello.

Es posible que Picasso pensara hacer una segunda instalación de bañistas cuando creó esta Bañista jugando. También realizó otro bañista ensamblando piezas de madera, esta vez un hombre con el pene erecto, y lo colocó sobre una base plana similar. Esa figura masculina está fechada el 6-7 de junio de 1958, mientras que Bañista jugando carece de fecha, aunque lo más probable es que sea contemporánea.

Marilyn McCully en Pablo Picasso: 43 Obras (FMPM.LPCBRP y FABA, 2010, p. 208).
 

  • Olga Khokhlova<br>con mantilla
  • Frutero
  • Madre y niño
  • Acróbata
  • Mujer con los brazos levantados
  • Naturaleza muerta con cráneo y tres erizos
  • Jacqueline sentada
  • Bañista
  • Mosquetero con espada
  • Pequeña figura
  • Bañista jugando
  • Insecto